En cualquier casa familiar o de pareja, existen dos estancias primordiales para la vida. En realidad, todas lo son, pero la cocina y el dormitorio son las que garantizan una alimentación y un descanso correctos, que a la larga serán los que determinen el grado de buena parte de nuestra salud. Seguidamente podríamos incluir el baño, casi al mismo nivel que las dos anteriores. Por eso, a la hora de amueblar una cocina o un cuarto de baño, por ejemplo, es importante tener en cuenta que van a ser determinantes en el resto de nuestros días. Amueblar una vivienda en ciudades grandes es una tarea algo más sencilla. Nadie duda de que encontrar un establecimiento de muebles de cocina en Barcelona, como este al que os redirijo por si os interesa, o en Madrid no tiene por qué convertirse en una tarea demasiado compleja. La oferta de catálogo es tan grande y diversa, que con visitar unas cuantas tiendas dedicadas al mobiliario del hogar (ahora también se puede ver en grandes almacenes, aunque, evidentemente, la personalización son menos) deberíamos tener una idea más o menos generalizada de las tendencias y de cómo podrían conjuntar varios tipos de muebles en nuestra casa. Sin embargo, cuando salimos de esa zona de confort social que son las grandes ciudades, la compra y la tarea de amueblar la vivienda desde un establecimiento físico puede empezar a tornarse, esta vez sí, en algo que requiere cierto sacrificio y complejidad. En este sentido, acudir a las tiendas online se ha convertido en la principal vía de salida para las familias o parejas, o para los solteros que se independizan, a la hora de amueblar sus estancias. La oferta de transporte de estas empresas de venta de muebles ofrece un servicio excelente e inestimable para el cliente a la hora de llevar los muebles directamente hasta la población escogida.

Lo cierto es que, en realidad, las diferencias entre la visita física a la tienda de muebles o la visita online no son tantas. Precisamente, esa presencia del mueble de muestra delante de nosotros es la única exclusividad que ofrece ya hoy en día el establecimiento. Evidentemente, se sigue teniendo la sensación de que al ver algo en persona, con nuestros propios ojos, tomamos más conciencia tanto del tamaño como de los materiales o acabados que dispone; eso es una evidencia innegable que siempre va a estar ahí. La compra por internet favorece otras cosas, pero siempre tiene ese hándicap en su contra. A pesar de ello, la compra online de muebles ofrece otro tipo de ventajas, como la posibilidad de visitar todo el catálogo de una tienda en menos tiempo del que nos llevaría acudir establecimiento por establecimiento más el tiempo invertido en el interior.

La solución perfecta para las tiendas de muebles sería compenetrar los dos modelos de negocio. El abanico de posibilidades que ofrece la red, sumado a la posibilidad de que el cliente visite las instalaciones de la tienda física y comprueba la calidad de los materiales, el acabado de los colores o cualquier otro tipo de necesidad que surja, convierten al modelo de negocio híbrido en el perfecto para llegar a todo tipo de clientes y zonas de explotación. Poco a poco, este modelo doble se implanta en el negocio de las tiendas de muebles de las grandes ciudades. Es el caso de Alvimodul, que tras dejarnos acceder a sus instalaciones físicas, asegura que, además, dispone de una flota de camiones y furgonetas que le permiten el comercio y transporte de cocinas y baños a toda la geografía española.

Evidentemente, los tiempos cambian y las tendencias no pasan de largo en ningún sector comercial. La decoración y el mobiliario de nuestra vivienda fueron, son y serán siempre algunas de las actividades más delicadas a la hora de establecer nuestro hogar. La llegada de grandes superficies como Ikea o Bauhaus provoca que los negocios a menor escala tengan que adaptarse a convivir con los gigantes. Y, precisamente, una de las mejores formas de convivir con estos monstruos es la de adaptarse a las posibilidades que ofrece el comercio online en cuanto a la posibilidad de expansión, personalización y alcance de su producto. Y es que, al final, todos buscamos la habitación o la cocina únicas.

Deja una respuesta