Esta mañana me he estado acordando del día en el que acudí con mi hermano al dentista porque le tenían que hacer varios implantes dentales. Pues bien, cuando él estaba dentro (pobrecito mío, odia ir al dentista a más no poder) yo me encontraba en la sala de espera y vi que había una máquina de esas dispensadoras de agua. Me levanté a llenarme un vaso de agua bien fresquita (es que encima hacía un calor en la consulta de mil demonios) y cuál fue mi sorpresa cuando pulsé el botón del agua fría que, de repente, empezó a salir agua por toda la máquina. ¿os imagináis la que se lió ahí? Se inundó todo  porque la máquina no estaba en buenas condiciones, yo no hice nada ¡que conste!. Al tiempo volvimos a la consulta para una revisión y pude ver que había una máquina nueva de agua así que pregunté y me contó la recepcionista que en esa si podía beber ya (me saco los colores) porque era de muy buena calidad, de agualife.

Se notaba que era una máquina con otro diseño totalmente distinto la que había antes, que estaba en muy buenas condiciones, y encima era más bonita.

La verdad es que les copié la idea, porque yo tengo una consulta de pediatría (soy pediatra obviamente) en la que la sala de espera es grande y suelen acumularse varias personas antes de entrar a realizar sus gestiones, entonces me pareció muy buena idea. Llamé a la empresa, y pude ver su catálogo de productos y cogí un dispensador que pude personalizar yo, lo cual me encantó porque así lo ponía acorde con la decoración de mi consulta. Y efectivamente la chica del dentista tenía razón, fueron muy amables conmigo y fue un placer haber contratado sus servicios. Os lo recomiendo sin ninguna duda, además que no solo tienen dispensadores de agua, también tienen por ejemplo aparatos que podemos usar en nuestros hogares relacionados con el agua, los cuales nos van a permitir gastar menos dinero ( que es un tema que no nos podemos negar, ¿quién no quiere ahorrarse dinero?), contribuimos incluso a ayudar al medio ambiente ( que todos sabemos que está muy dañado ahora mismo, con cualquier mínimo detalle que hagamos para ayudar, nuestro planeta nos lo agradecerá), mejoramos incluso nuestra salud ( por ejemplo en cuanto a los dispensadores de agua, ese agua es de muy buena calidad y está libre de partículas que pueden ser dañinas para la salud, está muy bien cuidada). En fin los motivos para contar con ellos son numerosos y todos muy buenos, y si tenéis dudas ellos os la resuelven sin ningún problema.

La verdad es que contar con equipos tan buenos ayuda mucho a que tu negocio prospere, aunque parezca una tontería y sea un simple dispensador de agua, pero es que eso ayuda a la gente que viene por ejemplo a la gestora, ayuda a que se les haga más amena la espera ( que tampoco esperan tanto pero ya sabemos el dicho, el que espera, desespera), y encima contribuimos a que beban agua que todos sabemos que es muy buena para la salud. Clientes que venían habitualmente a la consulta, antes de tener esa fuente de agua, después de verla nos dijeron que estaban muy agradecidos porque encima ayudábamos a su salud. En especial hay uno que nos dijo que estaba encantado porque el médico le había dicho que debía de beber 2 litros de agua al día, y cada vez que venía a mi consulta, se echaba varios vasos de agua porque no quería cargar con una botella de agua a todos lados, entonces estaba muy contento. Aproveché esto y puse al lado de la máquina, unas pautas para seguir un estilo de vida saludable, porque este hombre me dio esa idea, y ante todo en mi consulta lo que intentamos promover es la salud, es el cuidado de cada uno por su cuerpo y su vida. Así que mientras esperan en la sala pueden leer qué hacer con sus salud.

Deja una respuesta