Embalajes para empresas

_MG_7290

Las cajas de cartón son algo tan accesible y usado diariamente que no nos parece difícil de conseguir pero cuando eres una empresa que necesita embalajes de cartón para sus productos y envíos la cosa se complica un poco más, a veces simplemente por el presupuesto. El objetivo de Amacord, como revista online de empresas, es ayudar a todos y cada uno de los autónomos o nuevos empresarios que solicitan de nuestra ayuda u opinión y por eso hoy vamos a aconsejar a Cartonajes Mimó a todos aquellos que nos han preguntado al respecto.

Cartonajes Mimó es una empresa dedicada al diseño y la producción de cajas de cartón para embalajes y accesorios de cartón ondulado con precios muy competitivos capaz de crear el embalaje que cada empresa necesita adecuándolo a las características de sus productos. Además, sus diseñadores son capaces de crear verdaderos proyectos llenos de originalidad que conseguirán llamar la atención de los posibles compradores del producto nada más verlo.

Las cajas que encarguéis a esta empresa las podéis pedir con protección o diferentes tipos de plastificados, también las conocidas cajas plegables de cartón simple o en doble onda, cajas troqueladas mediante un molde según las especificaciones y necesidades del cliente, con onda  a la vista, embalajes especiales para navidad y, por supuesto las cajas estándar todos podemos visualizar.

Y es que no nos damos cuenta de la cantidad de empresas que necesitan embalaje para sus productos y de cómo la originalidad de los mismos pueden conseguir mayores ventas o disminuirlas si no tienen suficiente atractivo. Las pastelerías, por ejemplo, se han sumado a la moda de los embalajes originales consiguiendo así notorios beneficios y muchos clientes les hacen encargos especiales para regalar gracias precisamente a estos embalajes.

No se trata de que si pones una bonita caja en cuyo interior hay un mal producto podrás venderlo en grandes cantidades, esto no funciona así, pero sí que es verdad que al contrario ocurre más a menudo de lo que pensamos. Imaginad un producto maravilloso, que tiene gran demanda entre los consumidores y a un precio inimaginable… parece una oferta genial ¿verdad? Pues os aseguro que si el embalaje no llama la atención pasará desapercibido en los estantes de supermercados y centros comerciales porque la imagen vende, quedamos o no, y hay que tenerla siempre muy presente, sobre todo cuando estamos hablando de la venta de algo, sea lo que sea.

Deja una respuesta