¿Qué hacer antes de la construcción de edificios residenciales?

Es normal para todos y cada uno de nosotros el querer en algún punto de nuestras vidas poder vivir en un edificio residencial, sobre todo cuando vemos que están construyendo obras nuevas y nos entra la curiosidad por saber cómo es todo el proceso.

Y aunque desde fuera siempre parece un procedimiento donde se van colocando cemento, ladrillos y materiales de construcción, lo cierto es que construir edificios residenciales es todo un proyecto que va desde el dibujo de un diseño, búsqueda de un terreno ideal para construir, hasta un sinfín de trámites municipales en el ayuntamiento.

Si quieres saber un poco más sobre todo lo que se hace antes de que un edificio residencial se comience a construir, hoy se ha convertido en tu día de suerte, porque consultamos a los expertos en la edificación de edificios residenciales, rehabilitación de edificios y realizadores de proyectos de Geneo, quienes nos contaron todo lo que se debe hacer antes de iniciar la construcción de edificios residenciales.

¿Qué es la construcción de un edificio?

Cuando se habla de construcción nos referimos exactamente al proceso de armar cualquier cosa, en este caso el procedimiento de montar desde cero un edificio que sirva como residencia para que las personas tengan un techo donde vivir o incluso como oficinas con fines comerciales.

Muchos pueden pensar que se buscan los materiales, el lugar y se comienza el procedimiento, pero no es tan simple como parece, antes de todo esto, primero se debe diseñar y crear un proyecto. En el siguiente apartado podrás conocer cuáles son los primeros pasos que hay que dar antes de comenzar la construcción de un edificio.

Pasos que se deben seguir antes de la construcción de un edificio residencial

  1. El primer paso que se debe dar antes de iniciar con un proyecto de construcción es verificar que exista una necesidad, una, por ejemplo, puede ser que se requieran viviendas cerca de una zona importante empresarial y otro ejemplo que personas quieran tener otra vivienda alejada en donde puedan descansar del estrés de la ciudad. En palabras simples, este paso viene siendo la idea que impulsa la creación del proyecto.
  2. El siguiente paso es realizar un análisis de cuáles son las necesidades reales que justifican la creación del proyecto, tomando en consideración los siguientes aspectos: identificar las causas para crear el proyecto, que demanda existe, la infraestructura del lugar, las condiciones sociales, económicas y priorizar los objetivos que van a establecerse.
  3. Luego se procede a establecer las posibles soluciones para dar paso a la conceptualización de la construcción del edificio.
  4. Posteriormente se realiza un estudio de factibilidad cuyo propósito es definir si el proyecto es viable desde el punto de vista ambiental, económico y social.
  5. El paso siguiente es evaluar todas las opciones que puedan satisfacer las necesidades que se identificaron con anterioridad.
  6. Seguidamente lo que se busca es el financiamiento que puede ser a través de una entidad bancaria o simplemente por medios propios.
  7. Finalizado todos los pasos anteriores, es que comienza el verdadero proceso de la construcción de un edificio que empieza por el diseño del mismo y debe abarcar los siguientes aspectos:
  • Realizar un estudio del terreno en donde se va a realizar la construcción, el tipo de terreno, las condiciones legales, geológicas, la hidrografía, condiciones históricas, etc.
  • Hacer el diseño arquitectónico que incluya tanto la idea inicial, como las etapas durante la construcción, hasta el diseño del proyecto culminado.
  • Se hace un diseño estructural donde se especifique claramente las etapas de la obra.
  • Estudiar el impacto ambiental que puede causar el proyecto.
  • También se debe diseñar la estructura de las instalaciones, es decir donde van las tuberías de agua, el gas, el cableado, etc.
  • Redacción de los documentos para poder llamar a licitación la construcción del proyecto.
  • Construcción y mantención del proyecto, es decir cuando se empiece a armar la edificación y el segundo se refiere a la observación mientras este en proceso.
  1. El octavo paso es llevar a licitación el proyecto para que pueda ser debidamente aprobado y poder ponerse en marcha.
  2. Una vez se haya aprobado el proyecto, el siguiente paso es la construcción que por supuesto es cuando ya el procedimiento se pone en marcha y se divide en las siguientes etapas:
  • Establecer y definir las estrategias de gestión y calidad que se van a emplear.
  • Buscar los permisos para poder realizar la construcción de la obra.
  • Elaboración de un contrato en donde se establezcan plazos, costos y relaciones, entre quienes construyen la obra y el propietario de la misma.
  • Se define como será la metodología que se va aplicar de modo que se puedan aprovechar todos los recursos disponibles.
  • Se hace un estudio de presupuesto y se procede a buscar la mano humana que va llevar a cabo el proceso de construcción.
  • Compra de todos los materiales para armar la obra.
  • Posteriormente viene la materialización física de la obra y finalmente se lleva un control de acuerdo a los objetivos y estrategias planeadas. En algunas ocasiones también se hace necesario pasar por una auditoría ambiental.
  1. Inicio de la obra o puesta en marcha, es el paso en donde se comienza a construir: pero primero se debe verificar y hacer ensayos de calidad, revisar los elementos construidos y finalmente debe ser aprobado.
  2. Y por último se viene el proceso de operación y mantenimiento, que como mencionamos brevemente en el punto número siete, consiste en ver como la obra comienza a tomar forma y llevar un control de todo lo que se está realizando de modo que todos los objetivos puedan cumplirse a cabalidad.

Estos son todos los pasos que se deben hacer antes de que aprueben un proyecto de construcción de edificios residenciales.

Por otra parte, los especialistas también nos comentaron sobre otros aspectos que se deben tener en cuenta al momento de elegir el terreno en donde se vaya a materializar el edificio residencial y puedes conocerlos a continuación:

  • Cuando se ha localizado un terreno que puede servir para construir edificios o viviendas residenciales, una vez evaluado e identificado las condiciones del mismo, lo siguiente que se debe hacer es dirigirse al ayuntamiento, quienes van a determinar si en efecto, ese terreno cumple con todos los requisitos para poder edificarse.
  • Solo existen tres tipos de suelos que son edificables: el urbano, el rustico y el urbanizable.
  • Ya determinado el tipo de suelo, se debe acudir o visitar la página del ayuntamiento para verificar que el mismo se encuentre totalmente libre.
  • Una vez se ha verificado que en efecto el terreno cumple con las características para poder edificarlo, lo siguiente que se debe tener en consideración es:
  1. La orientación, de acuerdo hacia donde se encuentre orientada el diseño de la construcción puede hacer la diferencia entre la temperatura, por ejemplo, si el terreno está orientado hacia el sur, será más cálido y contribuirá en un futuro a hacer un ahorro energético.
  2. La pendiente, en el caso de un edificio residencial lo mejor es asegurarse de que la pendiente sea totalmente plana, y es que aunque existen equipos y maquinarias que puedan tratarlo, lo mejor es que sea plano desde un principio.
  3. La geología, que es el estudio del suelo, es un aspecto súper importante que también se debe tener en cuenta al momento de elegir el terreno para la construcción de modo que se puedan conocer todas las características del suelo. Por ejemplo, suelos con cimientos sencillos son más sencillos de edificar que otros que se encuentran cercanos a zonas con agua.
  4. Las conexiones de cable, electricidad e internet es otro punto importante, y aunque durante la visita al ayuntamiento se puede conocer el estado de estos aspectos, nunca está de más realizar otra revisión solo para asegurar.
  5. Revisar el terreno junto con el arquitecto es otro paso relevante que seguir, no solo para que evalúe las condiciones del mismo si no también para que revise todos los alrededores del sitio donde se planee realizar el proyecto de construcción.
  6. Y, por último, se debe consultar que no exista otro proyecto previo.

En conclusión, antes de que los edificios residenciales comiencen a construirse, de acuerdo a la información suministrada por los expertos de Geneo se debe pasar por un proceso bastante amplio, en el que se deben realizar estudios para determinar la necesidad de construir viviendas, analizar si las condiciones son las adecuadas para poner en marcha en proyecto, visitar el ayuntamiento para que aprueben la licitación, diseñar el proyecto por etapas, redactar el documento de acuerdo entre la empresa constructora y los dueños de la propiedad.

Al igual que evaluar el presupuesto, comprar el material que se va a emplear, contratar la mano de obra para finalmente ver la materialización de los edificios residenciales en el lugar que se haya elegido y posteriormente vigilar y llevar un control de que las estrategias de gestión y calidad sean aplicadas de acuerdo a todos los objetivos que fueron establecidos al momento de crear el proyecto.

 

Explorar más