Todo lo que necesitas para abrir una frutería

¿Estás pensando en abrir una frutería? Este tipo de negocios suele tener bastante éxito si se cumplen una serie de factores como tener un buen género, unos precios competitivos, no tener demasiada competencia y montar la frutería en una zona concurrida.

Así que no es de extrañar que estés pensando en abrir una frutería, o al menos valorando la opción. Si es así este artículo te va a ayudar porque te vamos a indicar todo lo que se necesita para abrir una frutería, lo que te puede servir para hacer una idea de la inversión para poder comenzar la actividad.

  1. Género o mercancía

Está claro que en una frutería son imprescindibles las frutas y verduras. Por lo que de las primeras cosas que tendrás que hacer antes de montar el negocio es buscar buenos proveedores. Y es que el éxito de tu emprendimiento dependerá en gran medida de la calidad del producto que vendas y de su precio.

  1. Personal

En función del tamaño de la frutería o las expectativas de ventas que tengas puede que necesites contratar personal. Aunque siempre puedes comenzar la actividad solo o pedir ayuda algún familiar o amigo cuando lo necesites y después una vez que el negocio esté ya afianzado contratar personal.

  1. Local

Elegir el local adecuado es muy importante para que un negocio tenga éxito. Por ello, debes meditar bien esta decisión y ver todas las opciones disponibles en tu ciudad. Porque un negocio con mala ubicación o un local demasiado pequeño puede suponer el fracaso. Mientras que un bonito local y buena ubicación puede ser beneficioso para una empresa.

  1. Mobiliario y expositores

Otro elemento necesario en una frutería es el mobiliario. Hay diferentes muebles necesarios en este tipo de negocios, aunque el imprescindible son los expositores en los que colocar las frutas y verduras.

También sería conveniente contar con una o varias estanterías para poner otro tipo de productos como cajas de verduras, conservas u otros alimentos.

  1. Refrigerador o nevera

Algunos productos que se venden en fruterías como las bolsas de lechuga para ensaladas es aconsejable que se almacenen a baja temperatura, o al menos a una menor que la temperatura ambiente. Por eso es interesante contar con un refrigerador o nevera para poder mostrar y conservar este tipo de productos que requieren de una temperatura especial.

  1. Báscula

Una herramienta imprescindible en una frutería son las básculas para poder pesar las frutas y verduras. Existen diferentes tipos de básculas en el mercado y optar por una u otra dependerá de varios factores.

“Una báscula comercial sencilla puede ser suficiente para una frutería. Este tipo de básculas pueden pesar hasta 30 kilos, tienen un diseño cómodo y un peso liviano por lo que se pueden cambiar de lugar fácilmente. Aunque también hay básculas con impresora que pueden ser interesantes para las fruterías”, explican desde Balanzas Digitales, tienda online de balanzas digitales, básculas y pesos industriales.

  1. Máquina registradora

Para cobrar a tus clientes y guardar el dinero con seguridad es imprescindible tener una máquina registradora. Además no sólo por ofrecer el cambio de manera más rápida o tener el dinero ordenado, también para hacerlo de manera más rápida y facilitar la contabilidad del negocio.

  1. Bolsas y guantes

Las bolsas son necesarias en cualquier negocio, independientemente del sector al que pertenezca. Porque siempre habrá que ofrecer una bolsa a los clientes para que puedan transportar los productos con facilidad. Puedes apostar por las tradicionales bolsas de plástico de toda la vida o apostar por opciones más sostenibles como bolsas biodegradables elaboradas con fécula de patata que tienen similar calidad pero no son perjudiciales para el medio ambiente.

Pero en función del tipo de frutería que hayas decidido abrir también necesitarás guantes para los clientes. Está claro que los dependientes deberán llevar guantes para garantizar la salubridad. Pero si has decidido abrir una frutería de autoabastecimiento, es decir, en aquellos establecimientos en los que los clientes escogen la fruta y tan sólo acuden a caja para pagar. Pues entonces también tendrás que ofrecer guantes a tus clientes para evitar que estropeen el género.

Y estos son todos los elementos básicos necesarios para abrir una frutería. Aunque no puedes olvidarte de las licencias, los permisos y sobre de todo de las ganas. Porque emprender es un camino muy bonito pero al mismo tiempo muy duro, que requiere de esfuerzo y sacrificio para obtener el éxito. Así que ármate de valor y ganas antes de comenzar tu emprendimiento.

Explorar más