¿Necesitas un coche de empresa? Descubre el renting

Cada día las necesidades de las empresas pasan por la utilización de un vehículo para poder cumplir con sus servicios. Tanto empresas que se dedican a realizar reparaciones a domicilio, como transportistas, o profesionales que necesitan desplazarse de forma rápida y sencilla, hacen uso de los vehículos.

Para ver la importancia de los vehículos, solo tenermos que fijarnos cuando salimos a la autovía la cantidad veces que nos cruzamos con camiones y otros vehículos transportadores de mercancías. Por lo tanto, hoy en día es imprescindible tener un vehículo en la empresa para poder trabajar adecuadamente.

Los vehículos son inversiones que se deprecian en el tiempo, como muchas otras. Pero esta en particular tiene una especialidad, y es que desde que sacas el coche del concesionario, el vehículo puede llegar a perder hasta un treinta por ciento de su valor original. Este punto hace que muchas empresas se planteen otros métodos para adquirir vehículos.

Existen métodos alternativos a la compra que te permiten utilizar bienes. Uno que lleva ya unos años en funcionamiento, y que es muy conocido en el ámbito empresarial es el leasing. Que consiste en pagar cuotas durante un determinado periodo de tiempo, y llegado un momento puedes, o bien pagar una cuota final y quedarte el bien, o devolver el bien y resolver el contrato.

Este sistema tiene bastantes beneficios fiscales, ya que se permite deducirse las cuotas pagadas. Aunque también está intentando introducirse a los particulares en contratos de telefonía móvil. Los beneficios fiscales que implica el leasing, genera mucho interés para las empresas, que verán reducida su carga fiscal, además de poder utilizar un bien.

Las empresas de alquiler de vehículos han visto como durante los últimos años, las empresas han solicitado alquileres puntuales continuos de vehículos. Y de ahí ha surgido otra forma de contrato que vamos a mostrar hoy, el renting, que viene a cumplir una función como la del leasing, pero con particularidades.

En qué consiste el renting

El renting es un alquiler a largo plazo que incluye una serie de servicios que la propietaria del vehículo está obligada a prestar durante el periodo de arrendamiento. Por ejemplo, las operaciones de mantenimiento, las reparaciones de las averías, el seguro y la asistencia en carretera. Las empresas también utilizan bastante esta fórmula por sus ventajas fiscales. Pero también los particulares pueden contratar esta modalidad.

Este tipo de contratos está pensado para unos determinados usos, y hay que comparar si conviene más una compra o un renting, porque en la compra tendrás que desembolsar una gran cantidad de dinero inicial. Además de todos los gastos que lleva aparejado el mantenimiento del vehículo: seguro, mantenimiento, averías…

Un renting tiene ciertas ventajas, que hacen que este tipo de contratos tengan un valor añadido. En primer lugar, la empresa arrendadora se hará cargo de las revisines mecánicas del coche, el coste de las reparaciones de las posibles averías, y el cambio de los neumáticos si se acuerda. También estará incluido el seguro en la cuota mensual.

Incluye otros servicios interesantes, como acceso a servicios exclusivos que ofrece la compañía, menores espera en los talleres concertados, tarjetas de combustibles a precios especiales, o asistencia en carretera las veinticuatro horas del día.

Al igual que en el Leasing, al finalizar el contrato, puedes quedártelo o devolverlo. Aunque también puedes cambiar de vehículo firmando un nuevo contrato. El pago final, si decides quedártelo, depende del valor del mismo en el momento. Pero optar por la renovación del contrato, te permite tener un coche de estreno siempre, disfrutando de vehículos modernos con lo último en seguridad y tecnología.

En conclusión, el renting es un contrato interesante por sus ventajas fiscales y monetarias, sobre todo para las empresas. Si necesitas más información acude a empresas especializadas en este tipo de contratos como Mouronte, que además te permitirá estudiar la opción de compra de otros vehículos.