Me gusta el buen vino y por ello lo cuido al igual que me cuida él a mí…

Imagen para Cave Export...

Mi abuelo era viticultor y a la hora de comer o cenar, nunca faltaba el vaso de vino sobre la mesa. Uno solo, ¡más no! El vino en nuestra familia es un elixir sagrado que se debe respetar y que merece por ello todo el cuidado necesario para que se conserve de la mejor manera posible y para que no se alteren sus numerosas propiedades. Si quieres que el vino te cuide a ti, ¡ofrécele tú primero todo lo que él se merece! En Exportcave, eso lo han entendido perfectamente. Esta empresa se dedica desde el año 2005, al diseño y a la comercialización de productos para estos sectores tan prolíferos que son el de las bebidas, hostelería y cáterin. Por ello, proponen artículos novedosos, bonitos y funcionales a unos precios sumamente competitivos. Por mi parte, desde que conocí a esta empresa segoviense, la cual me proporcionó una vinoteca con sistema de refrigeración por compresor, que para mí me parece el must de las vinotecas para una buena y adecuada conservación del vino, ¡ya no juro más que por ella!

En efecto, estas máquinas son tan potentes que por eso mismo la temperatura ambiente no puede perjudicarlas, y por lo tanto se pueden almacenar en ellas botellas de vino de todo tipo. Las temperaturas que pueden llegar a alcanzar estas vinotecas se sitúan entre los 4 a los 20ºC. Con ello, están equipadas con sistemas anti vibración, cuyo nivel sonoro es tan bajo que apenas se percibe. Para un amante del buen vino como yo, esos detalles son importantes. Con lo cual, cuando necesito cualquier accesorio, utensilio o producto para el vino: cubitera, copas, vasos, decantadores, etc., también me dirijo a Exportcave.

El vino forma parte de nuestra cultura judeo-cristiana, y ¡francamente! yo no concibo mi vida sin él, porque beber vino con moderación no es malo, beneficia a cantidad de órganos y previene enfermedades. Por ejemplo, es bueno para el cerebro, ya que el vino tinto mejora la circulación de la sangre al cerebro, y ello previene daños cerebrales o demenciales como la enfermedad de Alzheimer o la de Huntington. Asimismo, ayuda a prevenir el cáncer, gracias al resveratrol y a los flavonoides que contiene, disminuyendo tipos de cáncer como el de mama, de próstata, e incluso de pulmón. A la vez, beneficia al corazón y la sangre, porque al aumentar el HDL, disminuyen los coágulos en la sangre y los niveles de colesterol que podrían ocasionar serios problemas a las arterias. Es también un estupendo e increíble antioxidante que ayuda a prevenir la aterosclerosis y enfermedades coronarias. Otros de los beneficios que aporta a la hora de comer carne son de tipo digestivos, ya que ayuda y facilita la digestión, así como al procesamiento de las proteínas. Por fin, no se deben olvidar los beneficios estéticos, porque al mejorar el vino la circulación sanguínea, ayuda de esta forma a disminuir considerablemente las varices.

Por todas estas razones, seguiré bebiendo vino porque me gusta y porque es bueno para la salud, siempre y cuando -¡claro!- se beba con moderación. ¡Los verdaderos amantes del vino como Exportcave y yo sabemos estas cosas!

Deja una respuesta