La imagen en el sector laboral

file7901303023624

La imagen es importante y quien diga lo contrario miente o no vive en este mundo. Tanto si trabajas de cara al público como si tienes que tratar con clientes la imagen personal que proyectes va a decir mucho de ti y va a aportar o quitar valor a lo que hagas, por muy duro que suene. Y eso por no hablar de lo importante que es para uno mismo verse bien frente al espejo. Por eso yo soy una de esas personas que abogo por el cuidado personal y por los tratamientos de centros de estética. Nunca está de más tener uno a mano en tu ciudad. Personalmente, si Salamanca no te pilla muy lejos, yo recomiendo la Clínica de la Dra. Rosa Bonal porque además de buenos en su trabajo tienen precios muy competitivos y a mí me han demostrado ser unos buenos profesionales.

Antes de encontrar este centro de estética en Salamanca estuve dando tumbos de unos a otros porque no me gustaba al 100% ninguno. En una ocasión pude ver cómo a una chica que pesaban menos de 55kg y medía 1,65 aproximadamente le recomendaban una dieta estricta para perder unos 6 kilogramos y quedarse por debajo de los 50 porque era lo que pretendía la joven. En mi opinión, un buen médico, le habría recomendado quedarse en su peso aunque ella quisiera adelgazar porque no es sano tener tan poco pero y si me apuras, esto puede acabar favoreciendo el inicio de algún tipo de enfermedad alimenticia tipo Bulimia o Anorexia nerviosa.

Y es que no se trata de intentar parecerse a las modelos esqueléticas de la pasarela de Cibeles, no. De lo que se trata es de intentar verse bien y da una buena imagen. Si tu deseo es perder peso porque has cogido unos kilitos me parece estupendo pero no toda la importancia recae ahí sino en el aspecto físico que proyectes: tu piel, tu cabello, tu higiene, la ropa… todo influye, no sólo si en lugar de 58 pesas 78 kilos.

Está claro que una persona que sobrepasa el peso considerado normal y llega a una obesidad importante debe adelgazar, tanto por salud como por estética, pero eso suelen ser casos extremos. En mi opinión una chica o un chico al que le sobren unos kilos no tiene por qué tener una mala imagen si sabe cuidarse, aunque supongo que aquí entra mucho la subjetividad que tenga cada uno.

Sea como sea la imagen es importante.  Hay un buen artículo que todos deberían leer sobre la imagen en el mundo laboral y que recomiendo llamado “Qué vestir para ir a trabajar”. No se puede vender un coche de lujo vistiendo shorts y zapatillas deportivas, por muy guapo o guapa que seas, al igual que no es muy normal ver a una dependienta de una panadería atendiendo a la gente con traje de noche y lentejuelas ¿verdad? A cada trabajo le viene bien un tipo de imagen y hay que saber sacarle partido.

Deja una respuesta