La fabricación de joyas, ropa y demás complementos que vestimos en nuestro día es un tema delicado, cuyo origen es difícil de probar. ¿De dónde han salido los materiales? ¿Son de calidad? ¿Cumple esta empresa con su parte de Responsabilidad Social Corporativa (RSC)? ¿Su labor es ética y contribuye al desarrollo de una sociedad más igualitaria? Una de las primeras definiciones con las que Abalorios Chic and Click se presenta garantiza la elaboración de su producto en España y con materiales de primera calidad, que van más allá del diseño, la variedad que demuestra su catálogo y el precio o el servicio del producto.

Ya hace tiempo que el sector de las joyas ha experimentado un cierto cambio, dejando un terreno libre y cada vez más apreciado por la clientela a la bisutería y la denominada joyería de abalorios. La idea ha cobrado fuerza en los últimos años, tal vez debido a la exclusividad que ofrece la posibilidad de disponer de una joya única con detalles que nadie más dispone. A cualquiera le gusta diferenciarse del resto y la joyería de abalorios lo permite gracias a un innumerable volumen de cuentas y a una posibilidad total de combinación de las mismas.

Por otra parte, haciendo un juego fácil de palabras, las cuentas (esta vez las del bolsillo) también contribuyen a que el mundo de los abalorios se haya expandido de tal manera. El precio total de composición de una joya hecha de cuenta no supone un gasto excesivo y ofrece resultados únicos. Por eso, quizás, en los últimos tiempos el oro y la plata han dejado paso a unas joyas de aspecto más jovial, menos pomposo, pero a cambio más exclusivo, que incluso puede mutar de un evento a otro con solo cambiar y modificar el lugar de un par de accesorios.

Conscientes de este aumento del interés del público en este tipo de bisutería, las empresas del sector han aumentado su volumen de actividad, incluso estableciéndose en la web, como Abalorios Chic and Click, que tras 20 años de experiencia en el sector, ahora también opera desde la red y distribuye su producto a través de una web personalizada y un amplio catálogo disponible en la misma. Todo lo que uno se pueda imaginar para la elaboración de sus propias joyas lo podrá encontrar fácilmente en la web. Desde colgantes hasta cierres, pasando, obviamente, por las clásicas cuentas de resina, de zamak o pequeños abalorios. La fabricación de bisutería empieza y acaba, si el cliente así lo desea, en la web de este comercio, que además ofrece otros accesorios para la creación, como hilos, cordones o pegamento para joyería. No obstante, para aquellos clientes que precisen de una acción rápida, es decir, para los que necesiten ya la alhaja para vestirla y no dispongan del tiempo necesario para su creación y configuración, la tienda también tiene disponible una amplia gama de productos terminados, que combinan, además, con la línea de bolsos que oferta.

Aquello de pagar un precio desorbitado para lucir la joya más exclusiva y única de la fiesta ya es historia. Sigue existiendo, claro, la venta de oro y plata; sigue teniendo un cierto grado de exclusiva, cierto valor añadido incluso, si se quiere. Pero ya no ostenta la exclusividad de “la joya única”. Ahora se puede vestir y complementar nuestro modelo con una bisutería que nadie más llevará; una bisutería que, además de no interferir radicalmente en nuestro gasto a final de mes, dejará al descubierto una parte de nosotros que hablará de creatividad, de gusto por el detalle, de carácter. Una joya que será una demostración de personalidad e identidad propia. Y todo ello con unas pequeñas cuentas, algo de pensamiento creativo y la combinación de colores, materiales y diseños. Grandes calidades a pequeños precios para tus prendas ideales.

Deja una respuesta