El sector textil, al alza en nuestro país

Al hablar de los sectores de producción que son más importantes en nuestro país, seguro que de primeras pensamos siempre en actividades como lo son el turismo y la construcción. Es algo que, desde luego, nos parece lógico puesto que esas han sido dos de nuestras principales señas de identidad en las últimas décadas. Pero lo cierto es que no han sido las únicas y que hay bastantes más actividades que han contribuido a la hora de hacer de este un país próspero en materia económica. Entre ellas, podríamos destacar a nuestra protagonista en el día de hoy: la moda.

La moda ha sido, tradicionalmente, una buena fuente de ingresos en muchas zonas de España. Así lo ha sido desde que la Revolución Industrial llegara a nuestro país. Desde entonces, han sido muchas las fábricas destinadas a producir textiles y muchos los comercios que se han encargado de hacérselos llegar al consumidor final. Es innegable y evidente que el sector textil ha tenido una importancia bastante grande en lo que respecta al desarrollo económico de España y que debemos reconocerle esa virtud puesto que su ayuda ha sido elemental incluso en los momentos más críticos para nuestra economía.

Veamos lo que nos dice alguno de los indicadores más cercanos de los que tenemos. El portal web Modaes indicaba que la industria textil española había cerrado el año 2019 con una facturación nada despreciable, en concreto de 5.800 millones de euros. Solo diciendo la cifra ya nos podemos hacer una primera idea de la enorme cantidad de dinero que mueve este negocio y de la cantidad de negocios y personas que se engloban en él. Desde luego, está claro que la economía española no sería la misma sin esa cantidad de dinero, o si dicho montante fuera más pequeño.

Otras fuentes, en este caso el diario El País, aseguraban que el sector de la moda se había recuperado de la caída sufrida en el año 2018 para firmar una nada despreciable cifra de 18.000 millones de euros en ventas en el 2019, lo que implicaba que el crecimiento había sido de un 1’2%. La verdad es que son datos que hablan muy bien del sector y que dejan claro que hay que seguir apostando por el textil en el interior de nuestras fronteras como una fuente de riqueza y de trabajo.

Son muchas las personas y las empresas que, en el interior de nuestras fronteras, viven de un sector como lo es el textil. Apostar por el textil español, que tiene una fama muy buena más allá de nuestros límites geográficos, es algo por lo que tenemos que hacer un esfuerzo en los tiempos que corren. Los profesionales de Grupo Reprepol, una entidad dedicada a la venta al por mayor de todo tipo de prendas, nos han comentado que la demanda entre los comercios minoristas dedicados a este sector ha experimentado un cambio de tendencia durante los últimos meses: y es que ahora se apuesta mucho más por prendas fabricadas en España que por otras que proceden del extranjero.

Una cifra de comercios que crece

El número de empresas que se dedica al sector textil en España ha crecido, en términos generales, en los últimos años. Es cierto que, durante los años de la crisis económica, descendió este número como lo hizo el de muchas empresas relacionadas con otros sectores de producción. Y es cierto que, ahora, con el coronavirus acechando a nuestra vida diaria, ha vuelto a crecer la preocupación entre los regidores de los negocios relacionados con la ropa.  Pero la verdad es que creemos firmemente que, en cuanto las aguas vuelvan a su cauce, conseguiremos que los datos y las expectativas sean los mejores que hayamos tenido entre manos jamás.

Está claro que, al hablar de ropa, lo hacemos de un elemento que es un bien fundamental para todo tipo de ciudadanos. Es verdad que hay diferentes estilos y que no todo el mundo tiene acceso a la misma tipología de prendas, pero sí que es verdad que a toda la población le resulta básico disponer de un armario lo más variado posible, sobre todo teniendo en cuenta que vivimos en un país donde tenemos seis meses de temperaturas extremas en muchas de sus zonas.

No nos cabe la menor duda de que el sector textil va a seguir siendo una de las grandes referencias a nivel económico en toda España. Y lo va a ser porque la calidad de nuestras prendas, como ya hemos indicado más arriba, es una de las mejores del mundo y porque, en cuanto a experiencia se refiere, también somos de los más importantes en todo el mundo. Las empresas españolas del sector son fiables, saben lo que necesitan los consumidores y apuestan por los mejores textiles. Con estas combinaciones, los resultados solo pueden ser positivos.