De visita a una fábrica de manivelas

Están en todos los sitios. En las cocinas, en las oficinas, en los pasillos, en los trabajos de construcción, en los supermercados y en todos los lugares que te puedas encontrar. Y es que las manivelas han formado parte de nuestras vidas desde años arcaicos. Algo tan simple como una pieza, generalmente de hierro o madera, con forma de ángulo recto, que si realiza un movimiento rotatorio con la mano, hace girar un eje y pone en funcionamiento un mecanismo, generalmente una puerta.

De dónde viene

Lo curioso es que la manivela se conoce desde el siglo V a.C. Ya ha llovido. Se hizo famosa con el molino de mano giratorio. También se usaba en el molino romano manivela de accionamiento se fecha a finales del siglo 2 d.C. Posteriormente, la manivela en combinación con una biela en una máquina aparece en la romana en siglo 3 d.C. La manivela se hizo común en Europa a principios del siglo 15. En el siglo XX se volvió famosa en varios lugares ya que era utilizada en los fonógrafos. En nuestros días, como ya te decimos, podemos encontrar manivelas en todos los lugares. Aunque es cierto que por suerte han cambiado mucho los modelos y las prestaciones. Ahora puedes encontrar manivelas de última generación.

Y para conocer un poco mejor su forma de trabajar, hoy queremos visitar una fábrica de manivelas. Como hacíamos en el colegio cuando nos llevaban de excursión, pero en este caso visitamos a Manigrip, fabricante de herrajes de mueble, manivelas fabellas, etc.. Cuando abramos sus puertas vemos manivelas de latón de estampación fabricadas en España. Vas a ver cuidando siempre el más mínimo detalle. Una empresa que cuando la visitas siempre encuentras alguna idea para decorar y cambiar en tu vivienda. ¿Aceptas hacer la visita a esta impresionante fábrica? Pues vente que comenzamos la ruta.

Desde sus inicios, hace ya más de 25 años, han tenido como objetivo principal la máxima calidad y el compromiso en el tiempo. Son fabricantes de manilla, manivelas, manillones, herrajes, pomos, manetas y mucho más. Estas manivelas son de latón de estampación, actualmente el mejor proceso de fabricación. Para su elaboración disponen de matricería, modelos propios, de esta forma están creando piezas muy personalizadas

El latón como materia prima es perdurable en el tiempo, se puede procesar nuevamente y volver al presente. Las porcelanas, son diseños exclusivos, siendo por la variedad de las mismas, una de las compañías que más modelos tiene en Europa. Al combinar los distintos acabados del latón con la policromía de las porcelanas, consiguen piezas muy decorativas que son las que dan un toque de distinción en las estancias a través de las manivelas de puerta. A pesar de existir manivelas de otros materiales mucho más económicas,  las manillas de latón suelen ser una mejor opción.

Otra característica a favor del latón es que siempre ha sido un símbolo de elegancia y diseño. Siempre que hemos querido darle un toque más elegante a nuestros muebles hemos apostado por él. Y gracias a su gran catálogo de manivelas puedes encontrar una gran variedad de manivelas de latón con diferentes acabados como cuero, pulido, satinado, níquel satinado o cromo brillo. ¿Cuál es la que mejor pega contigo?

Manillas de latón

En su fábrica encontrarás todas las manillas de latón con sus posibles combinaciones y acabados. Una fábrica en la que puedes encontrar manillas de latón de gran calidad, dispone de un amplio catálogo de productos entre los que encontrarás más de 15 modelos de series diferentes de manivelas de latón. Este material es, en la actualidad, la mejor materia prima a utilizar por cualquier fabricante de manivelas de latón, pues es un material resistente, no se oxida con facilidad y es fácil de mecanizar, troquelar y fundir.

Disponen de manillas de latón en diferentes tonos de color cobre, dorado, plata e incluso negro. Fue la mejor forma de descubrir esta amplia variedad de productos.

Llama mucho la atención el compromiso de esta fábrica. Por eso, queremos preguntarle cuál es su valor. “Siempre hemos querido anticiparnos a las necesidades de nuestros clientes, proponiendo productos innovadores y acabados originales desde manivelas hasta aldabillas, fallebas o pasadores”, explican desde la empresa.

Esperemos que gracias a esta visita hayas podido conocer un poco mejor la forma de trabajar de una fábrica de manivelas. Algo que siempre suele pasar desapercibido, pero que al final es uno de esos elementos que se convierten en imprescindibles. Y después de esta visita, ¿tienen pensado cambiar las manivelas de tu casa?

Explorar más