Aumenta la tramitación de licencias para la apertura de locales comerciales

Una de las claves para que un negocio funcione consiste en encontrar la mejor ubicación posible para nuestro local comercial. Siempre ha sido un reclamo. Y es que todos y todas damos por hecho que tener un local comercial en el centro de una ciudad de un municipio nos va a otorgar mayores beneficios que otro situado en cualquier otro lugar. Los resultados de muchos negocios de todo tipo así lo han puesto de manifiesto durante los últimos años. Y por eso se siguen demandando locales comerciales que se encuentren en ubicaciones privilegiadas. Es una inversión que reportará beneficios más pronto que tarde.

Los grandes comercios, esos que tienen la posibilidad de tener equipos de marketing que se encargan de hacer estudios de mercado sobre localizaciones, nunca fallan a la hora de elegir una ubicación para su nueva tienda. Aunque nunca hayan pisado el municipio en el que ahora se quieren instalar. El problema de la elección de este tipo de locales lo tienen los pequeños emprendedores, que cuentan con menos dinero y con menos recursos para determinar qué zona les puede venir mejor o peor para darle vida a su comercio.

Para muchas de las personas que están interesadas en alquilar un local comercial para su negocio, puede ser un buen momento. según indica la noticia del diario El País que os enlazamos a continuación, el cierre de comercios acontecido por culpa de la crisis del coronavirus durante el pasado año ha inundado el mercado de locales comerciales, haciendo que haya aumentado el número de superficies y opciones disponibles y que el precio de estas se haya reducido de un modo más que interesante. Se trata de una oportunidad que muchos pequeños emprendedores no deben dudar en aprovechar. Y es eso lo que muchos se están encargando de hacer.

Un estudio publicado por la Confederación Española de Comercio informaba acerca de la cifra de locales comerciales que existen en el interior de nuestras fronteras, una cifra que supera las 923.000 unidades, de las cuales más de 576.000 pertenecen al comercio minorista. Como veis, vivimos en un país en el que hay un gran abanico de posibilidades en este sentido. Y es que en la parte inferior de cualquier bloque de pisos hay espacio para la configuración de un local apto para una gran cantidad de negocios, aunque es cierto que bastantes están vacíos, como antes indicábamos, a causa de la crisis económica.

Poco a poco, la economía se va recuperando después del fatídico año 2020, en el que apenas hubo comercios y negocios que obtuvieran un ápice de rentabilidad. Los emprendedores están volviendo a crear comercios y a invertir. Y fruto de ello nos ha llegado una noticia de la mano de los profesionales de Prada Ingenieros,  expertos en la consecución de la licencia de actividad en Pozuelo de Alarcón, que nos aseguran que, durante esta primavera, y viendo que la situación parece estabilizarse y mejorar, ha aumentado el número de licencias de apertura de locales comerciales, lo que implica que hay empresas preparadas para irrumpir en el mercado y generar riqueza y puestos de trabajo.

El papel del comercio electrónico

Hay muchas personas que consideran que la aparición del comercio electrónico puede afectar de una manera sustancial al comercio que hemos conocido hasta ahora, ese modelo de comercio físico, que se desarrolla en un espacio comercial tradicional. Es cierto que el ecommerce ha venido para quedarse y que ha generado una influencia en el comercio tradicional, pero de momento podemos decir que no se ha producido ese ‘sorpasso’ que muchos esperaban. Ni siquiera con una pandemia de por medio.

Hay varios motivos por los cuales sigue habiendo muchas personas que siguen interesadas en comprar un producto o recibir un servicio de una manera física. En primera instancia, porque la atención al cliente es mucho mejor en un espacio físico que de una manera virtual. Y, en segundo lugar, porque si queremos comprar un objeto, en un espacio físico lo tenemos delante en lugar de disponer únicamente de una foto de él, que es algo así como comprar un piso sobre plano. Mucha gente sigue confiando en el comercio tradicional y lo cierto es que los datos les siguen amparando a pesar de todo.

Es cierto que el futuro está por escribir y que en el ser humano funciona mediante modas y tendencias. Pero es evidente que la actualidad manda, y es esa actualidad la que nos indica que el comercio que hemos conocido siempre sigue funcionando y que lo está haciendo muy bien, superando todo tipo de expectativas y previsiones. Que se sigan alquilando locales comerciales a lo largo y ancho de nuestra geografía es, desde luego, la mejor prueba de ello. Y es una prueba de mucho peso. Más del que nos podamos imaginar.

 

Explorar más